¿Qué derechas ni qué niño muerto?

Foto B. Tena, El Confidencial

Por Bizco Pardal

Primer tranquillo

18 de mayo. Winston Churchill fue un político de derechas. Tres cuartos de lo mismo podemos decir de Charles De Gaulle y Alcide de Gasperi. Con el primero se enfrentaron los laboristas ingleses, con el segundo lo hizo la izquierda francesa y con el tercero se las tuvo Palmiro Togliatti. De derechas fue don Leopoldo Calvo Sotelo y Adolfo Suárez fue celebrado hermafrodita. Más todavía, aquellas personalidades eran de derechas y, sobre todo, reconociblemente de derechas.  Con todo, tenían un código y unos valores, que aunque totalmente diferentes a los de la izquierda, eran por lo general de respeto.  

¿Dónde encajar a personajes como Ruiz– Mateos y Gil y Gil?  No en la derecha tradicional y ni siquiera en personalidades políticas de la derecha que les fueron contemporáneos? Nada tuvieron que ver, es un poner, con Giscard d´Estaing, ni con el infernal divino Andreotti. No es que un servidor tenga una especial obsesión  por la taxonomía política, pero –como veremos más adelante–  es importante que demos con la tecla a la hora de las clasificaciones políticas. De manera que me atrevo a decir que Ruiz-Mateos y el Gil marbellí son dos aventureros hombres de derechas, de muy derechas, que se metieron en política por motivos de negocios.  En ningún caso son anticipadores de los fenómenos que vamos a analizar en este nuevo encuentro de los tártaros con ustedes.

Segundo tranquillo

Los nuevos andares del Partido Popular –concretamente desde que lo lidera Pablo Casado–  representan una cesura con relación a las derechas españolas tradicionales. No creo que Mariano Rajoy sospechara la deriva que tomaría su partido cuando, habiendo perdido la moción de confianza, puso su cargo a disposición del partido. El nuevo PP tampoco tenía mucho que ver con las derechas europeas de toda la vida como se vio tras las elecciones autonómicas en Andalucía, Madrid y Murcia. Sus acuerdos con el partido de Abascal le distanciaban tanto de su propia biografía como de sus partidos ´hermanos´  europeos. En todo caso, lo chocante de algunas cosas es que el PP en buena medida ha propiciado la extensión de Vox, y en cierta medida lo ha legitimado cuando negoció con estos los acuerdos de gobierno en las comunidades de Andalucía, Madrid y Murcia.

Tercer tranquillo

Encuentro muchas dificultades a la hora de concretar un nominalismo sintético para Vox. Estos tiempos exigen mucha puntería en la tarea de etiquetar. De ahí que calificar con tino a estos partidos y ciertos movimientos exige Dios y ayuda.

Por lo general cierta opinión pública los califica como ´fascistas´. Vayamos despacio si queremos llegar lejos, como se acostumbra a decir en Izavieja. Ciertamente tienen una componente no irrelevante de fascismo. Comparten con éste el escuadrismo, la violencia, el antisocialismo, los rancios valores de los tiempos pasados desde Numancia hasta los Tercios de Flandes y la negación violenta de las libertades y los derechos humanos. Pero estos partidos y movimientos son simultáneamente lo que podríamos traducir –bastante impropiamente, todo sea dicho–  como libertarianos. Es decir, esa corriente norteamericana que niega violentamente el papel del Estado, cuestión que le diferencia del fascismo con sus diversas variantes, el trumpismo incluido.  

Así pues, estos partidos y movimientos son un injerto de fascismo y libertarianismo: un cóctel explosivo que le lleva a ser agentes de lo permanentemente subversivo. Con todo, la novedad es que no estamos hablando de un fenómeno ´de campanario´  sino de la expresión de esa toxicidad global que atraviesa el campo de la política. Esta toxicidad global crea una situación paradójica: la revuelta antiliberal y antiglobal de los mismos que celebraron a lo grande el triunfo del capitalismo global. Así, entre nosotros, cada situación de crisis añade más podredumbre al capitalismo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s