Terminachos lingüísticos y pandemia

Foto Simba Tango, en Flicr

Por Bizco Pardal

14 de mayo. En estos tiempos están apareciendo, como es natural, una serie de nuevas palabras, aunque más bien deberíamos llamarlos terminachos.  Es decir, palabras de difícil comprensión o propia de alguna jerga profesional. Ignacio de Mágina, en su condición de físico de partículas, nos ofrece una serie de palabras que han aparecido ex novo durante estos días.

Comoquiera que son los políticos los que más hablan a través de los medios sus lenguajes se trasladan a la velocidad del rayo al público en general. Aquí, al desierto de los tártaros, también nos llegan esas nuevas maneras de hablar. Más adelante retomaremos la cosa.

Primer tranquillo

Hubo un momento, en los primeros tiempos de la democracia española, que los políticos alteraron la prosodia sin venir a cuento y sin tener licencia de las autoridades en la materia. No pocas palabras agudas se convirtieron –porque sí, porque les salió a algunos de la cruz de los pantalones–  en sobresdrújulas. Quien no lo hacía era mirado como un cateto y no precisamente de los que componen los triángulos de Pitágoras. Así pues, algunos estirados dejaron de decir movilización para convertirla en móvilizacion; ya no se hablaba de la Generalitat sino de la Géneralitat; y hasta la muy noble Constitución pasó a ser la Cónstitucion. Ningún académico de la Lengua llamó la atención sobre el particular.  En todo caso, la moda que sigue vivita y coleando sólo la empleó el Gotha político y quienes querían darse postín. Era una especie de lenguaje fachenda como hizo notar un parroquiano de Izavieja.  

Segundo tranquillo

Aquí en la jaima tenemos televisor y todos los electrodomésticos modernos. Pues bien, me he percatado de la aparición de dos nuevos voquibles. Me permito un inciso: alguien ha atribuido este terminacho (voquible) a don Miguel de Unamuno. Disiento, he visto este palabro en los primeros Episodios Nacionales de don Benito. Cuando se publicaron don Miguel todavía no había empezado a angustiarse existencialmente. Digo que me he percatado de dos terminachos: cogobernanza y desescalada. No puedo responder si han calado entre los peatones de la sociedad porque aquí, en el desierto, tenemos nuestras limitaciones. En todo caso quien no la utiliza es poco más que un pringao. Políticos de alto coturno y dirigentillos locales, alcaldes de grandes urbes y concejaluchos de regadío las usan para un barrido y un fregado. Un inciso: el concejal de Barcelona Rovira i Trias, que tiene su plaza y estatua en Gracia, recibió en cierta ocasión al embajador de Bélgica y, desde Montjuic, le dijo: «Aquí, la gran ubre». Por decisión del edil la urbe habíase transformado en ubre y sin referirse a la riqueza urbana imponible.  

Tercer tranquillo

«Cogobernanza». Disparate lingüístico, posiblemente redactado por un profeta armado de melindres y mermeladas. Disparate, también conceptual. En el sistema de autonomías no hay cogobernanza: el gobierno central tiene asignados los poderes e instrumentos que le asigna la  Constitución y  tres cuartos de lo mismo le ocurre a los gobiernos autonómicos. Igual pasaría en el sistema federal: cada institución tiene bajo su responsabilidad aquello que le confiere el pacto federal. Poco importan estas precisiones, se seguirá hablando de cogobernanza así en la tierra como en el cielo a partir de ahora. Y de igual manera nos seguirán dando la lata con la «desescalada», que ya utilizó la alcaldesa Colau con relación a las broncas callejeras que ponían en marcha los independentistas cátaros. Ahora se ha llegado al paroxismo y se habla de desescalada jurídica. Don Juan Valera, posiblemente el escritor en castellano más pulcro de todos los tiempos, se habría llevado las manos a la cabeza.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s