Los cambios de camisa de ERC

Foto de Augustine Wong on Unsplash

Por Bizco Pardal

6 de mayo. Durante un cierto tiempo se pensó que Esquerra Republicana de Catalunya era la más viva expresión del partido cagadudas. Sus grupos dirigentes fueron históricamente ejemplos de indecisión, aunque cuando lo superaban se inclinaban siempre por la antítesis de aquello que habían dudado. Muy propio del país de la rauxa i del seny. El miércoles –después de darle lustre a sus dudas–  votarán en contra de prolongar el estado de alarma. Hablando en plata, que no está el horno para melindres: se pronunciarán contra el gobierno. Pablo Iglesias ya no nos entiende como antes. Y Pedro Sánchez manda mucho.

ERC se podría entender mejor si alcanzamos a comprender la clasificación orgánica de su fauna y flora. Quiero decir, de las diversas tipologías del independentismo que, de manera desigual, anidan en sus faldones. En no pocos casos, como afirma el taxidermista social Somerset Minguella, son intercambiables en ERC y en el partido que hereda el calificativo de corrupto  –ya verdad judicial– de aquel enorme tinglado convergente.  Que la clasificación de Somerset tiene sus lagunas, es cierto. Al fin y al cabo no tiene la chispa de Linneo ni la mirada de Mendeleiev. Pero es lo único que con cara y ojos podemos ofrecer. Estas son las clases de independentistas, según tan afamado taxidermista. Y así queda para información general y de Izavieja en particular. De todas formas, me dijo Somerset que por caridad cristiana se callaba algunas clasificaciones.

Independentistas de bragueta.   Así llamados porque sus planteamientos teóricos, sus apuntes teóricos y sus insinuaciones tácticas salen de ese lugar que protege los bajos, que en algunos sitios llaman portañuela.

Independentistas diofánticos.  En clara referencia al matemático de Alejandría, que ideó una serie de ecuaciones cuyas soluciones eran varias. Esta tipología se caracteriza por militar simultáneamente o en días alternos en los llamados comités de defensa de la república; en el Tsunami o en el consejo de la república catalana.  

Independentistas nicodemitas. Tranquilos y gent de seny durante el día; bronquistas de moqueta por la noche, financiados por ricachones de los mass media y otros negocios que precisamente ahora están haciendo el agosto; subvencionados también por el fútbol de gran viso.

Independentistas percherones. También llamados camálics o personal de carga y descarga.

Gente variada, diversamente dispersa. ERC rodeada por todas partes por ellos, menos por una que le une a Rufián. Todos tienen, sin embargo, un elemento común: el trastorno. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s