Día de proletarios

Foto Flickr por sushiesque

Robert Deglané

30 de abril. Permitidme que inicie esta conmemoración del Primero de Mayo con una nota erudita, referida a un libro que me parece sugerente y cuyo título puede sorprender: La noche de los proletarios. Archivos del sueño obrero, escrito por el filósofo francés Jacques Rancière. El libro es el resultado del mucho tiempo que pasó el autor entre los legajos de los archivos franceses del siglo XIX. Es un acopio de documentos escritos por proletarios parisinos y de otras ciudades, documentos compuestos en el momento que teóricamente se destina al descanso, a la «reproducción» del trabajador, cuando tras la cena debía estar, según la organización de la jornada dispuesta por «el sistema», reponiendo fuerzas para recomenzar la dura jornada del siguiente día. Y están redactados por teóricos analfabetos, por personas ágrafas o iletradas a los que el «sistema» no les podría reconocer ningún estigma de «intelectual»; pero que eran seguramente intelectuales en grado sumo.

Rancière trataba con su libro de recuperar, de traer a la luz pública, a nuestras propias esferas de conocimiento en el siglo XX, aquellos testimonios de una vida real, la vida real de los trabajadores de los talleres, los primeros proletarios nacidos al calor de aquel inicial capitalismo industrial. Se trataba de volver a la luz lo que escondía el archivo oscuro en el que, afortunadamente, alguien había depositado muchos años atrás aquellas pruebas de un mundo social ya desaparecido en su morfología pero perfectamente vivo en su anhelo de construir un mundo nuevo, el de la liberación del trabajo subordinado, el sueño obrero, como dice el subtítulo del libro.

Es importante recuperar por nuestra parte esa motivación del filósofo, su preocupación por conectar la experiencia de aquel desaparecido proletario del siglo XIX con los impulsos que le marcaba el proceso productivo y social de aquellos años: la relación del trabajo físico con el intelectual, la noche con el día, la jornada de trabajo con el reposo, como una forma de desintegrar el orden que ha establecido el poderoso y reintegrar un nuevo orden capaz de ensamblar la vida natural con la vida humana, la vida del trabajo con la vida creativa, el espacio social con el espacio individual, en un complejo de relaciones sociales basadas en la solidaridad, la libertad y la justicia. Temas de plena actualidad en estos tiempos duros.

Cada Primero de Mayo es como volver a esos archivos de la noche proletaria y sacar de ellos lo mejor que ha escrito ese pueblo anónimo, perdedor de mil batallas pero constructor al mismo tiempo de las pequeñas o grandes victorias de un convenio, de un acuerdo salarial o de un cambio de régimen. Cada vez que salimos a la calle con esas banderas y esos cánticos estamos volviendo a leer aquellos documentos depositados en archivos físicos, en los archivos de la memoria colectiva; documentos escritos u orales que nos hablan de realidades y de sueños.

Este Primero de Mayo no nos veremos en la calle y no podremos cantar juntos esa Internacional de letras tan diferentes pero de una misma música. Da igual, saldremos virtualmente y recorreremos de nuevo los oscuros pasillos de los viejos archivos donde se deposita el saber de decenas de generaciones obreras y leeremos una vez más las palabras que el ebanista Olivier dirigía a sus colegas proletarios algún día de la década de 1830:

Por comparación, separamos la sociedad en dos clases de hombres y les decimos: quienes sólo viven para sí mismos son egoístas, pues sólo viven para beber, comer y dormir como bestias; quienes sacrifican su interés personal por el de la sociedad son hombres sociales; y les diremos: ¿a cuál de estas dos clases de hombre pertenecéis? Y bien, a los que nos digan que pertenecen a esta última, los aceptaremos en nuestras filas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s