El río de Heráclito y su indeterminación

Foto de Mike Kotsch en Unsplash

Por Bizco Pardal

Primer tranco

27 de abril. Heráclito, llamado el Obscuro, afirmó –según dejó dicho Plutarco– que él no se bañaba dos veces en el mismo río. Eso era lo normal en el padre de la dialéctica, aunque su argumento era que el agua que corría en el aparente mismo río lo convertía en otro río, siendo así una corriente continuamente anormal. Sofisticaciones de los presocráticos, que intentaron dejar huella a la espera de que naciera la filosofía, que según José Luis Pardo, en La regla del juego, vino al mundo un día después de la muerte de Sócrates.  Estamos a la espera de que Gregorio Luri, el filósofo de Ocata, lo confirme o contradiga.

La comunidad científica –la científica, no los alquimistas de ocasión–  han coincidido con las intuiciones de los sabios de Izavieja: nadie sabe con qué nos encontraremos cuando el pertinaz bichuchico pase a estado de latencia o verdaderamente desaparezca del mapa. En parte dependerá de cómo salgamos de este descomunal quilombo. Y, además, de otro elemento: de la capacidad de aguante del gobierno de Pedro Sánchez frente a las exigencias politiqueras de no pocos presidentes autónomos de querer ser el primero en esta carrera de sacos; de la resistencia frente a intereses corporativos; y de la entereza para soportar el vendaval de anacolutos de los preopinantes mediáticos. De la psicología de masas no hablo: mi maestro Carlos Castilla del Pino siempre nos insistía en la ponderación y el equilibrio en aquellas conversaciones en Castro del Río. Digo que de la psicología de masas no hablo. Retengo mi opinión sobre el ensayo del domingo pasado donde los mayores se portaron  estúpidamente.

Segundo tranco

¿Salir del quilombo actual  camino de qué normalidad? Si recurrimos a Heráclito, al tiempo que abusamos de su obscuridad, podríamos decir que no nos bañaremos dos veces en la misma normalidad.  (Más adelante señalaré las excepciones a la regla del Obscuro de Éfeso). No me imagino qué ´normalidad´ espera a millones de trabajadores en todo el mundo que se encontrarán –mejor dicho: que ya se están encontrando–  sin ningún asidero, habiendo perdido el empleo. No me imagino ni siquiera de dónde saldrán los recursos para soportar un largo recorrido de dificultades. Y por no imaginar no soy capaz de intuir qué comportamientos políticos tendrán esos millones de agraviados. Recuerdo que sir Winston, venerado (o, al menos, eso dicen) por sus charlas radiofónicas durante la Segunda guerra mundial, perdió las elecciones tras la contienda. La historia, sépase de una vez, es amoral como las catástrofes. De manera que tanto si no nos bañamos dos veces en el mismo río como en caso contrario eso es irrelevante para la historia, sea esta normal o lo que quiera que sea.

Tercer tranco

Una cosa estoy en condiciones de prever. Por cierto, alguien tendrá que decirle a Casado que lo normal es prever y no preveer, palabra inexistente en la Docta y sólo admitida en el dialecto de las derechas evangélicas. Así que puedo prever y preveo que las derechas de secano y orinal saldrán de esta situación y se instalarán en lo que venga, sea ´nueva normalidad´ (gracias comillas, vosotras sí que sabéis) o viejunas tranquilidades, bañándose siempre en las mismas aguas estancadas, que no son las del río de Heráclito. Que admitió en su día la física de Newton por aquello del que dirán, y que ahora la mantiene porque la cuántica provoca incertidumbre y no les parece controlable. Igualicos que sus intimos enemigos de Waterloo y sus hologramas. Mantendrán la normalidad de unas exigencias lunáticas. La normalidad de sus creencias, quiero decir. Por eso, me acojo a la frase maestra del primer Bizco Pardal: «A creer se va a la Iglesia». Las aguas de Écija, que baña el río Genil, dan esta sabiduría.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s